Jaulas industriales.

Si lo que se busca es la cría intensiva interior, no hay nada que dé mejor resultado que las jaulas en batería. Gracias a ellas se consigue maximizar el espacio así como conseguir una producción de huevos constante a lo largo de todo el año. Se utilizan especialmente para gallinas ponedoras y codornices.